viernes, 23 de julio de 2010

UMBILI y CAL



“El cuento del hombre que se ahorcó con su cordón umbilical (una historia tan verídica como tú quieras que sea) o cómo los mancos se amarran los zapatos de charol” por Gean Carlo Villegas

Había una vez un bebé al que nunca le cortaron el cordón umbilical.

Como era lampiño, el hombre al que nunca le cortaron el cordón umbilical decidió ser chef. Debo aclarar que su madre degustaba la comida y de más está decir que era campeón de salto a la cuerda y que no le gustaba usar correa.

El anciano al que nunca le cortaron el cordón umbilical vivió junto al cadáver de su madre por unos días. Antes de morir de hambre (ya que nunca había aprendido a comer por su cuenta), decidió quitarse la vida ahorcándose con lo primero que encontró a la mano.

Nadie lo recuerda.


© Gean Carlo Villegas 2010

No hay comentarios: