miércoles, 6 de abril de 2011

“Digamos que ésto es un cuento post-post-post-retro” por Gean Carlo Villegas


“Digamos que ésto es un cuento post-post-post-retro” por Gean Carlo Villegas


Digamos que el personaje que estoy creando es un joven de unos veintinueve años, casado, que trabaja en un hotel de Isla Verde y colecciona cepillos de dientes usados que los huéspedes han abandonado. Digamos que ese personaje escribe cuando la inspiración le llega o cuando tiene tiempo o cuando está aburrido en el trabajo. Digamos que ese escritor que trabaja en un hotel y le gusta coleccionar cepillos de dientes usados está escribiendo un cuento corto sobre un escritor de edad indefinida que le gusta escribir. Digamos que ese personaje deja de escribir. Digamos que se le olvida cómo escribir. Digamos que se le olvida c ómo leer. Digamos que pierde sus extremidades, se queda mudo, ciego y sordo. Digamos que padece de estreñimiento. Digamos que ese personaje se muere. Digamos que lo entierran. Digamos que se descompone. Digamos que la tierra lo absorbe. Digamos que se convierte en los nutrientes que hacen que un árbol crezca. Digamos que ese árbol crece y cae sobre una nave espacial. Digamos lo que sea cuando sea. Digamos que nos limitamos demasiado cuando escribimos por el qué dirán. Digamos que ese escritor es un fantasma que me toca el hombro. Digamos que cierro los ojos para no mirarlo y digamos que me pide que escriba sobre un personaje joven, de unos veintinueve años, casado, que trabaja en un hotel de Isla Verde y colecciona cepillos de dientes usados que los huéspedes han abandonado mientras me corta las extremidades, la lengua, me saca los ojos, me deja sordo y me causa un terrible estreñimiento. Digamos, sólo digamos…


No hay comentarios: