lunes, 14 de septiembre de 2015

"Chente: eres algo mas que semen y excremento" por Gean Carlo Villegas



"Chente: eres algo mas que semen y excremento" 
por Gean Carlo Villegas

Confieso que a mí me gusta el stand-up comedy. Los que me conocen saben que no soy el tipo de persona que se sienta en su casa a ver un juego. Sin embargo, cuando me topo con un especial de Stand Up cambiando canales, por alguna razón tengo que verlo. Para mí no hay ninguna diferencia entre un buen Stand Up y un buen monólogo teatral. Son la misma cosa.

Anoche fui a ver a Chente Ydrach en el Teatro Tapia. Además del hecho que estaba lleno total a mi entender dos cosas resumen su función:
Primero: la red semántica escatológica de sus sets parecía una lista de hacer compras en un baño público: orín, excremento, semen, sudor, saliva sin olvidar sus variantes populares: meao, caca, leche, baba etc. Segundo: Sigmund Freud, si estuviera vivo y hubiese ido a su show haría una nueva tesis basada en sus historias de masturbación, sexo oral, sexo anal, sexo tradicional, sexo cibernético etc.

Ahora bien, en Puerto Rico hemos tenido buenos comediantes. Algunos de ellos han llegado a tener sus propios programas de television y  para bien o para mal la gente los recuerdan por eso. Sin embargo en Chente yo veo algo mas. Algo que no he visto en otros; Chente tiene un talento notable para la narrativa literaria.

Entiendo que Chente debe sentarse a escribir una novela autobiográfica. Me quedé con mas ganas de conocer, desde su perspectiva muy particular a su padre, a su madre, cómo eran sus años de escuela con Mrs Vázquez, cuál es su vision de los momentos históricos que ha vivido a través de los años etc. 

Entiendo que si lo escribe y lo publica en papel o digital tendría un espacio en la literatura puertorriqueña. Entiendo que debe explorar ese lado mas interior de su vida y compartirlo.

Chente no debería desperdiciar ni su talento ni su fanaticada; y se debería poner a escribir narrativa literaria. Si no sabe cómo hacerlo, díganle que yo saco el tiempo para enseñarle la teoría de la narrativa literaria. Talento tiene, no hay duda de eso. Lo que le hace falta es que canalice su talento en la disciplina correcta. 25 mil personas que lean su novela autobiográfica tendría un valor sin igual para el futuro de Puerto Rico; no sé si sus sets de Stand-Up lo hagan inmortal o memorable para las generaciones futuras.

Seguimos.








No hay comentarios: